Ir a la universidad es de retrasadas

Viendo la tele me di cuenta de lo prima que soy: si me pongo tetas y me subo el culo, consigo colocarme mucho mejor que con dos carreras y un máster.

Los tiempos están cambiando, y yo al revés como el cangrejo. Y es que ir a la Universidad es de retrasadas… retrasadas en el tiempo y en el espacio. Víctima de mi educación, viví obcecada en tener la mejor formación posible, y no me di cuenta de que lo que más se valora en la actualidad es la fuerza con la que eructas.

Alto y claro, bonita

Tirarse pedos ante una cámara sube nota, audiencia y visitas en youtube. Y eso que es algo que hasta las vacas saben hacer y con más gracia, si las apuras a balas de heno.

Esto no es un pedo, es un torpedo

Un profesional cualificado está condenado a vagar sin rumbo fijo entre oficinas del INEM, ETTs y páginas web de colocación que tienden a descolocar personal y psíquicamente al seleccionado. Y así estoy yo, descolocada: como otros 4 millones de españoles. ¿De qué me han servido dos carreras, un máster, el Proficiency (nivel avanzadísimo de inglés… como el de Zapatero, more or less) e incluso solfeo y dos cursos de piano?

Yo tocando el piano y cantando como una perra

Si hubiera invertido toda esa pasta en ponerme unas buenas tetas, subirme el culo hasta la cuarta lumbar y meterme unos pómulos como los de Bo Derek (o los de Derek, a secas), me estaría forrando en algún programa barriobajero de televisión.

Con estas dos tetas, necesitas dos o tres carretas

La culpa la tienen los padres, que nos hacen estudiar en vez de vestirnos como chonis. Dios mío, ¿con qué valores me han criado? ¿Respeto, educación, discreción, formación? Un anacronismo, como un personaje de La Regenta o de Los gozos y las sombras. Todo al revés. Si me hubieran enseñado a rascarme el chumino con la uña de la púa y a levantar la pierna como si me remolcara la grúa, aquí iba a estar yo.

Así, así... Abierta hasta el amanecer

Y lo más dramático es que ya no me pilla a tiempo: al borde la cuarentena cronológica, no estoy para silicona. Seguro que me daría alergia, como el látex y el níquel… Es que ni a sado me puedo meter.

Del sado, paso... A la fuerza!!

¡Qué desgraciada soy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s